jueves, 1 de noviembre de 2007

JUANJO Y EL PRODUCTOR IMPASIBLE. TEMPORADA 2. ENTREGA 6. ¡¡¡ESPECIAL HALLOWEEN!!!

Juanjo: Feliz Walpurgis Natch, señor Productor Impasible!!



Juanjo: Sí... Ya sé que no debería venir hoy, porque es festivo. Pero no podía dejar pasar la oportunidad de presentarme aquí en Halloween para proponerle una historia de... TERROOOR!!!



Juanjo: Se trata de la historia de dos grandes directores de cine de terror: EDGAR GORDON PYMM y HOWARD DEXTER WARD. Resulta que ambos descubren estar enamorados de la misma mujer. Como ambos son caballeros a la antigua usanza, se reúnen en la mansión de uno de ellos (la de Edgar), para encontrar una solución.

(Sonido de trueno)



Juanjo: Finalmente, deciden revisar los periódicos de los últimos veinte años, buscando en las noticias los casos de gente que ha muerto de miedo viendo sus películas. El pacto es el siguiente: Aquel que haya conseguido mayor número de gente fallecida por infarto mientras veía una peli de su filmografía, cortejará a la chica (ELVIRA USHER). El otro se quitará de en medio. Así todo queda en... asuntos del corazón...



Juanjo: Pues nada. Hacen el recuento, y Howard Dexter Ward gana la competición por un solo caso. A Edgar Gordon Pymm le da mucha rabia, pero es un caballero y todo eso, así que se quita de en medio y deja que Howard apueste por una vida feliz junto a Elvira Usher. Peeeero, resulta que Howard se ha dejado en el despacho de Edgar la carpeta en la que trajo los recortes de periódico de las muertes relacionadas con sus pelis. Y en esa carpeta, Edgar en cuentra unos papeles de la solicitud que hizo Howard ese día para convertirse en donante de órganos.



Juanjo: Deje que siga, y lo entenderá. Dentro de esos papeles, hay... un test psicológico que tuvo que rellenar Howard para ver si era apto para ser donante, y todo eso. En ese test psicológico aparecen todos los miedos conscientes e inconscientes de Howard. Todas sus preocupaciones... Así que Edgar Gordon Pymm toma una decisión para vengarse. Luego la desecha, porque es un caballero al fin y al cabo. Pero cuando al día siguiente se encuentra a Howard paseando con Elvira... ¡¡decide hacerlo!! Utiliza los miedos inconfesables de Howard Dexter Ward para hacer una película de terror especialmente diseñada para provocar un infarto al propio Howard!



Juanjo: De esta manera, Edgar Gordon Pymm hace una peli auténticamente rerrorífica, y cuando llega el momento del preestreno, invita a Howard y a Elvira. Ocurre lo que Edgar esperaba: El corazón de Howard no aguanta ni dos asaltos. Le da un ataque en medio de la proyección, Elvira grita. Tienen que parar la peli. Ambulancia. Hospital. En fin... Todo eso. Y Elvira muy triste, claro...



Juanjo: Edgar está tan contento con el éxito de su plan, que se pilla la cogorza del siglo en la fiesta de después de la proyección. Es el único que está en la fiesta. La sala está desierta, porque nadie tuvo ánimos de celebrar nada tras la muerte de Howard. Acaba tan borracho, que en el camino de regreso a casa tiene un accidente con el coche, y queda moribundo.



Juanjo: Necesita que le trasplanten medio cuerpo. Y como resulta que los órganos de su amigo son compatibles con su organismo, le trasplantan la mitad de Howard Dexter Ward, para salvarle la vida.



Juanjo: Eso es algo que Edgar no sabe. Lo irá averiguando más adelante, conforme investigue. ¿Que por qué investiga? Porque empiezan a sucederle cosas raras. Él en un principio sólo se preocupa por intentar consolar y cortejar a Elvira. Pero entonces... resulta que las partes del cuerpo de Howard que ahora están en Edgar empiezan a influirle. El riñón procesa la orina de una manera que afecta al inconsciente de Edgar, el páncreas estimula con sus secreciones, el bazo... bazea... y de esa manera, los restos de Howard obligan a Edgar a tomar micro-decisiones imperceptibles que le llevarán a situaciones en las que estará él a punto de sufrir un ataque al corazón.



Juanjo: Así que Edgar Gordon Pymm tendrá que sobrevivir a los sustos que le preparan los órganos trasplantados de su colega, mientras busca la manera de detener la maldición.



Juanjo: Finalmente, Edgar se las arregla para asesinar a gente compatible con él, para robarles nuevos órganos. Sobreviviendo en todo momento a los sustos que le acechan debido a sus decisiones inconscientes aparentemente triviales.

(Sonido de trueno)



Juanjo: Y el clímax sería el propio Edgar operándose a si mismo (porque no ha encontrado a nadie dispuesto a cometer semejante ilegalidad) y cambiando los órganos de Howard por los de sus víctimas. Obviamente, la operación no será sencilla, porque en todo momento aparecerán más sustos atentando contra la estabilidad de su corazón.



Juanjo: Finalmente, quedará por cambiar el bazo. No le quedan fuerzas para extirparse el bazo, pero sabe que la gente puede vivir sin bazo. Los médicos creen que el bazo sirve pa prevenir infecciones y cosas de ésas. Pero resulta que no: ¡El bazo es el órgano que controla la telekinesis! De repente, el bazo, sintiéndose amenazado, empezará a usar la telekinesis para intentar matar a Edgar, lanzándole los instrumentos de cirugía, etc.

(Sonido de trueno)



Juanjo: Así que toma una decisión drástica: Alarga una mano débil hacia el mando de la tele, porque en un momento anterior de la peli vio que ese día (la noche de Halloween precisamente) programaban en la tele su peli (a que hizo para matar a Howard). Enciende la tele y... cuando aparece su peli en la pantalla... ¡¡el bazo se muere de miedo!!



Juanjo: Edgar Gordon Pymm se restablece, y se casa con Elvira Usher. Lo que él no sabe, es que uno de los tipos que mató para sustituir un par de órganos de Howard era otro amante despechado que Elvira, que deseaba matarla. Así que ese par de órganos inducen a Edgar a realizar pequeñas acciones que terminan... asesinando a Elvira.



Juanjo: Quiero que el título de la peli sea un homenaje a Dario Argento y esa gente. Así que he decidido titularla:

¡¡¡ INFARTA !!!



Juanjo: De miocardia...



Juanjo: En el cartel aparecería la dama de la guadaña cosiendo a Edgar tras la operación, pero usando, en lugar de hilo de sutura, tiras de celuloide. Y en algún lugar del carte, la frasecita: “Los asuntos del corazón son complicados”.



Juanjo: Esto... Feliz Halloween...

16 comentarios:

Kike dijo...

¿Pero Elvira estaría interpretada por Elvira? Lo considero un punto fundamental. Edgar Gordon Pymm... dioses XD

¡¡La imagen final es aterradora!!

Juanjo Ramírez dijo...

Yo quiero que sea un clon de Elvira, pero con expresión cándida ;P

ShOrTy dijo...

wow, infarta suena como buen titulo, aunque le hubiese quedado mejor:

El donante incomodo...

cof cof, bueno, feliz jalogüin y a ver si algún dia coincidimos en messenger!

Juanjo Ramírez dijo...

Eso, Shorty! A ver si coincidimos!

Larga vida al Tornillo Safado! ;)

Laia dijo...

Mmm, Infarta Miocardia es un nombre muy de vieja de pueblo.

Aunque así de lejos, desde un punto de vista de anglosajón que no tiene ni idea de lenguas derivadas del latín, también suena a rollo conspiratorio.

Laia dijo...

Aunque miocardio no derive del latín, pero ya me entiendes.

es que el griego no queda muy conspiratorio.

Juanjo Ramírez dijo...

Laia: Sí. Podemos hacer un best-seller llamado: "El código Miocardio" ¡Seguro que nos forramos! ;)

pani dijo...

Desde que ideé la entrada sabía que tú la ibas a comentar. ¿Por qué esa y no otras? No lo sé, pero sabía que esa sí. A veces mis poderes me asustan.
Sé que en los nombres de los personajes hay juegos de palabras pero no paso de Edgar Allan Poe-Arthur Gordon Pym.
Al final la peli te queda algo gore. Prefiero que el perdedor muera y su fantasma proyecte su terrorífica pelicula
(CONTINUARÁ)

pani dijo...

provocando misteriosos infartos que el otro deberá investigar hasta descubrir la verdad. Mientras la chica, ofendida por haber sido objeto de apuesta, investiga por su cuenta con lo que el fantasma le acosa a ella poniéndose en evidencia. Al final la chica lo descubre y decide vengarse de ambos proyectando una peli no conocida que hizo ella, que mata al vivo y remata al muerto.
(CONTINUARÁ)

pani dijo...

(PERDÓN, PERO ES QUE ESCRIBO DESDE EL MÓVIL).
El PRODUCTOR IMPASIBLE, más que cara de Impasible le veo cara de mala leche, no como a la Secretaria.
A lo mejor es culpa mía y estoy entorpeciendo tus negocios con él. Como soy masón le pediré las cintas de la cámara de seguridad a su hermano que ya sabes que los masones nos ayudamos entre nosotros. ¿Qué me pedirá a cambio?

Juanjo Ramírez dijo...

Pani: Lo cierto es que deseché lo del fantasma que mata de infarto a la gente porque tenía la sensación de haberlo visto en otras diez películas (aunque si las mata proyectando sus propias películas, eso le da un puntillo bastante guay, aunque demasiado parecido a "The ring" y demás japonesadas).

A mí personalmente me gusta ver a Edgar operándose a si mismo, y estoy orgulloso de que esta sea la primera película que saca a relucir la relación entre el bazo y la telekinesis ;P

Con respecto a los demás nombres, Howard Dexter Ward es una combinación entre Howard Phlip Lovecraft y uno de sus nombres de personaje más conocido: Charles Dexter Ward (tuve la suerte de poder escoger para ambos escritores un apellido compuesto de alguno de sus personajes).

En el caso de Elvira, se trata de uno de los nombres gótico/románticos por excelencia, combinado con Usher, de "La caída de la casa Usher", de Poe.

El hermano masón seguramente te pedirá que mates a cinco prostitutas y dejes sus cadáveres según el ritual arcano en los puntos energéticos clave de Madrid. (La Fnac, la Plaza de los Cubos, Kinépolis, el Parque del Oseste...) El resultado será un pentáculo un pelín raro y asimétrico...

Laia dijo...

-The Miocardium Code-

y el subtítulo

"aberratio infartatem"

Lo que yo te diga, en latín todo. Y

Lo del nombre Elvira me ha sorprendido ¿Dónde queda entonces el nombre Priscila? (y no valen referencias a Priscila reina del desierto)

Juanjo Ramírez dijo...

En una de mis novelas tengo un personaje llamado Priscila al que le cogí mucho cariño. Así que procuro no manchar el nombre usándolo en otras cosas ;)

la tumba sin nombre dijo...

Mooooooooooola.

Hubiera molado haberla hecho en los 60, con Vincent Price como uno de los directores, y con Peter Cushing como el otro.

melonian dijo...

por fin puedo leerte...odio ir de culo.

Si vas a llamarla Infarta, entonces Elvira Usher se tendría que llamar "Elena de Borbón" y queda todo más redondo :)

Esa calabaza me suena :P

Itzi // G. Glamour dijo...

Este es uno de los mejores, mola, mola.

Elvira debería ser interpretada por la Infanta Elena (¿pillas el juego, eh,eh?) de tan rabiosa actualidad y libre como un colibrí.

¿enserio no le vas a dar un papel a L.L. o al sobri? Como eres...

;)

G.G.