domingo, 4 de noviembre de 2007

JUANJO Y EL PRODUCTOR IMPASIBLE. TEMPORADA 2. ENTREGA 7.

Juanjo: Muy buenas, señor Productor Imposible. Según mis cuentas, hoy es la vez número veinte que le vengo a visitar. Para mí es un número especial, así que le traigo un proyecto especial.



Juanjo: Soy consciente de que le estoy molestando en domingo una vez más. Pero estoy seguro de que sabrá perdonármelo cuando escuche la historia de:

¡¡¡ ÉRASE UNA VEZ EN LA ANTÁRTIDA !!!



Juanjo: Verá... Resulta que a un millonario filantrópico se le ocurre abrir una clínica para niños con leucemia en el sexto continente. Ya sabe... La Antártida. Resulta que han descubierto que las peculiaridades atmosféricas de la Antártida retrasan el crecimiento de la enfermedad en esos pobres niños.



Juanjo: Se supone que los niños mejoran allí, pero lo triste de su reclusión es la cuestión del aislamiento. Por eso el millonario filantrópico decide contratar a un grupo de PAYASOS para enviarlos a la Antártida y alegrar la vida de esos niños, contándoles cuentecitos con motivo del día de Navidad.



Juanjo: Obviamente, un encargo así sólo lo aceptaría un grupo de payasos de mala muerte que no encuentra trabajo en ningún otro lugar. Esos son nuestros protagonistas.



Juanjo: Me gustan las pelis de perdedores, ya sabe...



Juanjo: El caso es que cuando los seis payasos que componen el grupo llegan a la Antártida, se encuentran la clínica abandonada, desierta, vacío, desoladora... y con síntomas de que han sucedido allí cosas horribles. No hay rastro de los niños, ni de los médicos, ni de nada... Solamente muebles volcados, medicamentos esparcidos por todas partes, ventanas rotas por las que se cuela el sonido enloquecedor del viento antártico...



Juanjo: Y claro, los payasos están aislados allí, sin poder hacer nada, porque el próximo transbordador no llegará hasta dentro de una semana, y está la típica tormenta que hace imposible las comunicaciones por radio. Así que, como no tienen otra cosa que hacer, esos payasos empiezan a investigar.



Juanjo: Salen por ahí a explorar los alrededores, sin quitarse las pelucas y las narices de payaso, para aguantar mejor el frío. El maquillaje blanco también les ayuda a no congelarse, y los zapatones, debido a la amplia superficie de su suela, resultan ser muy adecuados para andar por la nieve.



Juanjo: Al final, encuentran a los niños por todas partes, pálidos, llenos de escarcha, como poseídos. Descubren que los niños están siendo dominados por una voluntad superior. Averiguan también que los niños, enajenados, asesinaron a sus médicos y enfermeros, y se han estado dedicando a hacer castillitos de nieve por todas partes. Ya sabe... Como los castillitos de arena, pero de nieve.



Juanjo: Cuanto más poseídos (o posesos) han ido estando los niños, más extrañas son las arquitecturas de los castillos que construyen, llenos de ángulos extraños y geometrías imposibles.



Juanjo: También descubren los payasos, al leer unas inscripciones antiguas encontradas en algún lado, que lo que están construyendo esos niños es una reproducción en miniatura de la antigua ciudad maldita de Zschküuuulmn, que se erigió allí mismo, en la Antártida, eones atrás.



Juanjo: Y tras eso, lo que cabía esperar. Los castillos de nieve, cada vez más grandes, resultan se portales dimensionales a través de lo cuáles regresa a nuestro mundo la antigua raza de... no me obligue a pronunciarlo. Necesitaría otras siete gargantas para ello.



Juanjo: Los payasos terminan atrincherados en la clínica, circundados por el horror. Los demonios primigenios del exterior empiezan a poseerlos en algunos casos, o a enloquecerlos en otros, surgen los típicos conflictos debidos al aislamiento y la necesidad de supervivencia...



Juanjo: Vamos, que los payasos acabarán peleándose entre ellos, matándose los unos a los otros... Sólo un par de payasos supervivientes conseguirán escapar de allí, utilizando sus trucos de payaso. Pero con muy pocos puntos de cordura.



Juanjo: Pero no quiero que sea simplemente una peli de terror. Quiero que sea humana, y social, y todo eso... Que hable mucho de la frustración laboral de los payasos, de las tristezas y peocupaciones que se esconden bajo sus maquillajes sonrientes, sus crisis de motivación, sus reflexiones sobre si tiene o no sentido lo que hacen...



Juanjo: Si hace falta meter mujeres desnudas para hacerlo más comercial, se puede estudiar la posibilidad...



Juanjo: Si nos damos prisa, podemos estrenarla en Navidades...



Juanjo: Oh, no se preocupe. Habrá pingüinos. Claro que habrá pingüinos...

17 comentarios:

Light Artisan dijo...

.
¡¡Tekelili, Tekelili!!

Jejejejeje
.

Laia dijo...

Encuentro algo conmovedor y trágico en un payaso muerto en medio de una tormenta de nieve. El viento movería sus ricitos de color naranja y la nieve iría cubriendo sus pantalones verdes con topos blancos. Así, fotografiado en picado y con un hilillo de sangre que saldría de su cogote.

Y la cabeza ladeada claro, como un muerto de verdad. Es que yo de pequeña pensaba que la gente se moría siempre en la misma posición -brazos y piernas extendidos- porque así solían hacerlo los payasos del circo cuando hacían ver que se morían, pero en esta ocasión ¡MORIRAN EN SERIO!

Gonzalo Navas dijo...

Joder,tienes que darle un toque en el hombro al productor porque empiezo a sospechar que quizá esté muerto...

Me pido hacer de payaso!!!! fuera de coñas me ha producido un interés real la peli,te juro que iría a verla a la velocidad d ela luz si estrenaran algo semejante ( si vi resident evil 3...).

Dios con esa huida en monociclo obligada....

Juanjo Ramírez dijo...

Enrique: Estuve murmurando tekelili todo el rato mientras lo escribía, ¡en serio!

Laia: Me gusta tu descripción del payaso. Lo más estremecedor sería cuando lo encontrasen, le diesen la vuelta, ¡y viesen su maquillaje sonriente!

Gonzi: No me hables mal de Resident Evil 3, que Efrén y yo vamos a ir a verla esta noche!

¡Y te juro que un minuto después de colgar la entrada pensé en la huida en monociclo! ¡¡Te lo juro!!

rafa aw dijo...

Este es un proyecto ideal para ALEX DE LA IGLESIA... Y se puede realizar en España, el casting lo formarían los miembros aún vivos de la familia ARAGÓN: Fofito, Roddy... todos tendrían un gran odio hacia MILIKITO (Emilio Aragón)porque es el único que ha conseguido enterrar el payaso y crear una cadena de TV.Por supuesto Emilio Aragón haría una aparición estelar en la última secuencia, trayendo a los marines y llevándose la gloria, cuando Roddy y Fofito son los que han acabado en realidad con los niños.

Juanjo Ramírez dijo...

Incluso podemos hacer que el millonario filantrópico que los envía para allá y que crea la clínica sea el propio Emilio Aragón ;P

rafa aw dijo...

Si, pero bajo una identidad oculta que no se revelará hasta el final. El único rasgo distintivo son sus zapatillas deportivas.

Los créditos tienen que ser sobre imágenes del programa de los payasos de los 70 con un sketch típico de un iglú con los payasos de esquimales y los niños riéndose más con Milikito que con los demás.

Kike dijo...

A mi me mola lo de "si nos damos prisa, podremos estrenarla en navidades..."

Espíritu Roger Corman a tope

Juanjo Ramírez dijo...

Rafa: Me gustan esos créditos. Sobre todo lo de meter esquimales en el polo Sur :P

Kike: Pensé que nadie pillaría el chiste de las navidades! Con esa frase informo al productor impasible de mi ignorancia sobre el arduo proceso de hacer una peli hoy día. ;P

rafa aw dijo...

Ya para rizar el rizo los niños posesos cantan canciones de los payasos pero en un tono macabro tipo "Semilla del diablo" o "¿Quién puede matar a un niño?". La banda sonora tocaría esas notas en los momentos de acción: "En el auto de papá" sonaría en medio de una persecución con un trineo motorizado o habría una secuencia tipo psicofonía-iker jiménez en un pasillo oscuro con uno de los payasos dicendo "Hola Don pepito" y una voz de ultratumba respondiendo "Hola Don José".

Álvaro Loman dijo...

Todo muy bien, sí... Pero todos os habéis olvidado de los pìngüinos ¿Por qué pingüinos?

Yo creo que para darle más interés a la película habría que poner pingüinos nazis.

Y un pingüino que se infiltra disfrazándose de payaso... Y claro, con el maquillaje no se nota que es un pingüino y habrá un momento en que los pingüinos nazis le confundirán con uno de los payasos y le acribillarán a balazos...

pani dijo...

¡Y dale! Al Productor Impasible solo le has visto 17 veces (SECRETARIA, GEMELO, SOBRINO). Te espero en la 23ª.
Tú el cine de humor no lo cultivas mucho, no. (¬¬)Aunque los payasos andando en la nieve no dejan de resultar cómicos.
EL ATRAPASUEÑOS+IT+ENCUENTROS EN LA TERCERA FASE+LOS CHICOS DEL MAÍZ.
¿Y el subtítulo? Es que así, me dejas frío.

Juanjo Ramírez dijo...

Rafa: Genial lo de "Hola don José". Si Miliki no me denunciase, lo metería ;P

Álvaro: ¿Los pingüinos son nazis por convicción o porque los nazis han hecho experimentos con ellos?

Pani: Yo cuento todas las visitas, porque confío plenamente en la secretaria, el sobrino y el gemelo, y sé que ellos le cuentan al Productor Impasible todo lo que yo les digo. Ni siquiera descarto que el Productor Impasible me observe en esas ocasiones a través de los ojos agujereados de un cuadro.

Me gusta la combinación que has descrito. ¡Es Stephen King mezclado con Spielberg! (y más si tenemos en cuenta que Atrapasueños es de Lawrence Kasdan (guionista de Indiana Jones).

¿Qué te parece este tag-line?

ÉRASE UNA VEZ EN LA ANTÁRTIDA
(Murieron felices, y comieron payasos)

la tumba sin nombre dijo...

Rediez... "La Cosa" meets "Los payasos de la tele".

Demasié pa'l body.

rafa aw dijo...

He estado meditando y ya sé cómo meter los pingüinos en la trama para atraer al público infantil. EMILIO ARAGÓN, en el fondo, es el responsable de todos los trastornos de los niños y mutaciones porque bajo una fachada de beneficiencia se ha dedicado a arrojar desperdicios nucleares de "Globomedia Enterprises" en la antártida. Esto ha creado unas mutaciones en los pingüinos aniquilando a las hembras y dejando solo a los machos.
ARAGÓN llega al final de la peli en un helicóptero vestido con un abrigo-esmoquin tipo VIP noche. Los pingüinos machos confunden el esmoquin con el pelaje de una hembra y, al encontrarse en la época de apareamiento, se lanzan sobre él. Lo que podría haber sido una escena romántica se transforma en una orgía de sangre y picotazos cuando 200 pingüinos acorralan al pobre "Milikito". Cuando se dispersan vemos que sólo quedan sobre la nieve dos zapatillas deportivas manchadas de sangre (La Banda sonora tocaría melancólicamente notas de su canción "Te huelen los pies").

Juanki dijo...

Vaya, después de la cinematográfica invocación de Dagon en Galicia, parece que tu quieres arrasrar a Cthulhu hacia la Antártida.

Gran Proyecto!

Itzi // G. Glamour dijo...

Me gusta, pero no tanto como el anterior, así que ya sabes mi voto.

He de irme.

El próximo proyecto prometo tomarmelo con más calma...

Mañana tengo otra entrevista...
Begh.

Besos.