viernes, 2 de noviembre de 2007

NANOWRIMO


Desde el año 1999 se viene celebrando en la red una especie de concurso o juego llamado NANOWRIMO.

El Nanowrimo (National Novel Writing Month) consiste en lo siguiente: Tienes un mes para escribir una novela de 50.000 palabras.

Desde hace ocho años, cada mes de noviembre, miles de personas en todo el mundo se inscriben gratuitamente en este juego. Supongo que habrán elegido el mes de noviembre porque empieza por "nov", igual que la palabra "novel(a)".

Siempre quise participar en el Nanowrimo, desde que conocí su existencia a través de otros amigos escritores. Pero el mes de noviembre siempre me ha coincidido con otras obligaciones y ajetreos.

Este mes también estaba resignado a no participar, porque las ganas de escribir mi novela llegaron en el mes de octubre, y no esperaba tenerla terminada antes de noviembre. Pero, como bien saben los más asiduos a esta web (es decir, vosotros tres o cuatro) terminé la novela precisamente la víspera del día de Halloween.

Así pues, lo he hecho. Me he inscrito en Nanowrimo. Si tengo la constancia y la disciplina suficientes (cosa dudosísima) escribiré otra novela a lo largo de noviembre, con un mínimo de 50.000 palabras.

En esta ocasión, he iniciado lo que parece un cuento infantil, al más puro estilo Roal Dahl (debe ser la enésima vez que me dejo influenciar por el señor Dahl) que llevará por título:

ZIPO Y SU HIPOPÓTAMO MECÁNICO

He de decir que mi idilio con Roal Dahl se inició gracias a uno de los visitantes de este blog (Rafa AW), que me fue prestando sus más exquisitos cuentos cuando éramos compañeros en la universidad.

Sí, amigos. Soy un experto en descubrir las cosas tarde.

Pues eso, de momento tengo escritas las primeras 2137 palabras. Mañana tendré que ponerme las pilas, porque he empezado con un día de retraso. Y hoy tampoco ha sido una jornada productiva, porque he invertido toda la mañana y el mediodía en irme con Zoso y con mi querida Ariadna a almorzar en un japonés y a visitar el museo de nuestro gran pintor canario: Néstor de la Torre.

6 comentarios:

Kike dijo...

¡Que gran idea! No soy muy fan de los concursos literarios pero esta parece una propuesta curiosa.

PD-> Roald Dhal es la hostia.

Gonzalo Navas dijo...

Dale duro al Nanowrimo,me ha flipado la pintura de Nestor de la Torre.
Por cierto,ya me terminé "Mí" ya te comentaré.
Yo vi ayer "El Orfanato" y me ha dejado alucinado,me ha parecido sencillamente impresionante como película de terror,como película en sí y como cuento,una auténtica pasada para estar orgulloso,pocas veces me ha despertado tanto interés e implicación emocional la historia y los personajes de una película de terror,una película hecha con mucha sapiencia y con mucho corazón,como debe de ser.
Y eso que entré sin ni una puta gana de verla.

rafa aw dijo...

Así es, Sr. Ramírez, le he ido aleccionando cual Maestro Yoda en los grandes autores de cuentos ¿para niños?. Uno de mis géneros favoritos son las peliculas que, en principio parecen para niños pero que en el fondo tienen una gran maldad y odio hacia ellos. El ejemplo más claro, la primera versión de Willy Wonka o Chitty Chitty Bang Bang. Tambiénb me gustan las que buscan aterrorizar a los niños cuyo mejor ejemplo es "OZ: un mundo fantástico". Imagina a esos padres que creen que van a llevar a sus retoños a una secuela feliz y edulcorada de "El mago de Oz" y se encuentran con Dorothy sometida a electrochocks, los personajes convertidos en piedra o una bruja que colecciona cabezas... Maravilloso.

Juanjo Ramírez dijo...

Kike: Yo tampoco soy fan de los concursos literarios. Lo que me gusta de este es que no hay ganadores ni perdedores. Simplemente tiene la gracia de escribir con un plazo definido, y sentirte acompañado al saber que hay más gente que escribe su novela a la vez que tú. La web contiene también foros e los participantes y esas cosas. Es divertido.

Gonzi: A mí el orfanato me parece una peli muy digna y muy loable. Las pinturas de Néstor de la Torre son increíbles, y la que he puesto en esta entrada está desvirtuada por lo de siempre: Quien haya sacado la foto, la sacó mal, y no se percibe el auténtico tratamiento de color y los matices del cuadro. El que he puesto se llama "La noche" y pertenece a la colección "Poemas del mar".

Rafa: Eso es lo que yo adoro de Roal Dahl: Su relación de amor odio hacia los niños. Dahl jugaba al papel al que juega la bruja en el tren del terror. Los niños temen esa figura, pero al mismo tiempo se divierten con ella más que con nadie. Hay un rollito de complicidad perversa entre la bruja y los mocosos.

Light Artisan dijo...

.
Si quieres un rollito de complicidad perversa, escucha atentamente el discurso final de Jarred en "Dentro del Laberinto". Sólo por ese pequeño momento la peli merecía un par de Oscars o siete.

PD- Para mi, el Hércules de Nestor es el que más me mola.

PPD- No me visto "El Orfanato". Vi "INVASIÓN", y aunque está bastante bien, desperdician un par de escenas interesantes y sobretodo, cambian el final :-(
.

la tumba sin nombre dijo...

Una novela en un mes... ¡Joder!

En un mes yo habré escrito medio capítulo... Y no me gustará.