martes, 4 de septiembre de 2007

JUANJO Y EL PRODUCTOR IMPASIBLE: ¡NOVENA ENTREGA!

Juanjo: Buenos días, señor Productor Impasible. Si le dijese que traigo en el bolsillo el Ciudadano Kane del siglo XXI, ¿qué me contestaría?


Juanjo: Le voy a enseñar un truco para inventar nuevas fórmulas comerciales. Consiste en combinar juntas dos cosas que ya son comerciales por separado. En este caso, ¡las pelis de fantasmas y las pelis de lucha libre!



Juanjo: La historia sería la siguiente... ¡En un estadio de lucha libre, el ring está maldito! Ya sabe... El típico estadio construído sobre un cementerio vudú, o algo así.



Juanjo: Pues resulta que la maldición del ring es algo así como un castigo a los campeones de lucha libre que consiguen ganar los torneos de forma poco lícita, amañando los combates... Cuando un campeón ha ganado con trampas, resulta que tras su muerte su espíritu está condenado a vagar eternamente en el interior del reducido habitáculo del ring, sin poder atravesar ninguna de las cuatro cuerdas.



Juanjo: Así que tenemos un ring lleno de luchadores fantasma cabreados, porque sienten una inmensa furia, pero no pueden descargarla en la carne y los huesos de nadie, porque los humanos vivos están como en otra dimensión, y no pueden ni verlos, ni tocarlos.



Juanjo: Hasta que un día, durante una visita al estadio de unos niñitos de un colegio, se mete en el interior del ring uno de esos niñitos mediums estilo “El sexto sentido”, de ésos que pueden ver a los fantasmas, y los fantasmas pueden verlos a ellos. Cuando todos los fantasmas de los campeones de lucha libre del pasado reparan en la existencia del niñito en el interior del ring, ¡se lanzan contra él y empiezan a machacarlo, para desfogar u ira!



Juanjo: Cuando un parapsicólogo averigua lo que está sucediendo, las autoridades deciden que sólo hay una manera de salvar al niño: ¡Introducir en el ring a un luchador de lucha libre que también sea medium, para poder ver a los fantasmas y poder luchar contra ellos! Ya sabe... que pueda estar también en la misma dimensión que ellos...



Juanjo: Pero claro, si ya resulta difícil encontrar luchadores buenos, imagínese encontrar luchadores buenos y que además sean mediums. Total, que el único luchador medium que pueden encontrar es un mediocre, un perdedor, que acaba en la lona en ocho de cada diez combates. Pero o se mete en ese ring a luchar, o el niño muere.



Juanjo: ¿Que por qué no entra en el ring una persona normal a sacar de allí al chico? Bueno, ya inventaremos un efecto secundario de la maldición que impida entrar en el ring a la gente normal. Algo en plan: “Cuando un medium entra en contacto con lso fantasmas, el ring pasa a existir en otra dimensión, y sólo puede entrar en él otro fantasma u otro médium, cuando el niño le da la palmada típica de relevo que está en el reglamento de lucha libre, cuando se lucha por parejas”.



Juanjo: En fin... La peli trataría de eso, de un luchador mediocre que para salvar a un niñito, tiene que enfrentarse a los fantasmas de todos aquellos campeones que admiró desde que era niño, y adolescente, y desde que decidió dedicarse a la lucha libre. Y, claro... nuestro protagonista no tendría fuerzas morales suficientes. Imagínese: Intentar machacar a tus ídolos. Y encima enterarse de que están ahí condenados por hacer trampas. Eso haría que nuestro prota dejase de creer en la lucha libre. Sufriría una crisis de motivación justo en el momento en que más necesitaría creer en ello, para salvar una vida infantil.



Juanjo: Obviamente, al final nuestro luchador médium derrotaría a todos sus contrincantes, por tres motivos. Motivo uno: En un deporte en el que todo se mueve por dinero y sucias artimañas, él sería el primero en luchar por una causa realmente noble (salvar a un niñito). Motivo dos: El parapsicólogo le dice que la única manera de liberar las almas de los luchadores fantasmas es derrotándoles de una manera justa, para castigarles por haber ganado con trampas cuando estaban vivos. Por eso nuestro luchador médium se esforzará y pondrá a prueba su resistencia, porque es la única manera de salvar a sus ídolos. A las personas que él más respetaba. A sus referentes, sus ídolos, los que le motivaron y sirvieron de ejemplo para convertirse en lo que es...



Juanjo: Y motivo número tres: Resulta que el protagonista no es un luchador mediocre. Lo que ocurre es que es el único que no amaña los combates. No se dopa, no echa sustancias raras en la bebida de sus contrincantes, etc. Por lo tanto, ahora que por primera vez tiene que librar un combate justo, ¡resulta ser el mejor! Por eso consigue derrotar a los nueve o diez fantasmas de los campeones de lucha libre de todos los tiempos.



Juanjo: Sinceramente. Creo que podría ser un bombazo. Un canto a la superación personal, y toda esa mierda. Sólo hay que buscarle un título potente. Estaba pensando en llamarla “The ring”. Pero no me parece un buen título para una peli de fantasmas... Creo que la llamaré “Oklahoma sunrise 3.0”, y ya meteré luego en el guión alguna frasecita que justifique ese título.



Juanjo: También tengo otros posibles enfoques, como que lo que tenga que hacer el protagonista para liberar a los fantasmas sea dejarse derrotar por ellos de forma justa, sin trampas... Ya sabe, sacrificarse por el niño, y tal. O que el niño nunca llegue a poder darle la palmadita al prota, y éste se quede fuera del ring, todo el rato, viendo impotente cómo los espíritus machacan al crío.



Juanjo: ¿Qué me dice? Yo veo una peli ideal para darle a The Rock el papel que se merece. Y con los luchadores fantasmas podemos “resucitar” (nunca mejor dicho) a luchadores del pasado como Hulk Hogan, el Último Guerrero, Jimmy Estaca Dugan, los Saca Mantecas, British Bulldog...



Juanjo: Los que estén demasiado viejos, siempre podemos reconstruírlos por CGI...



Juanjo: Eh... Esto... Bueno... Le dejo aquí mi currículum y el dossier del proyecto... Mi número de teléfono está en los dos sitios... Llámeme cuando quiera... Seguro que podemos llegar a... algún tipo de acuerdo... ¡Ha sido un placer!

9 comentarios:

melonian dijo...

Aunque yo prefiero el enfoque donde le parten el espinazo al niño, y al luchador mediu y se quedan todos atrapados por la eternidad, intentaremos adaptarnos.

Eso sí, esta peli debe tener tres cosas.
1 - Un fantasma que diga que el no hizo trampas, que le echaron "droja" en el colacao.
2 - El niño debe decir por lo menos una vez "Cuando subo al ring veo muertos".
3 - El luchador medium debe arrancarse el parche del clan del kimono y subir al ring como un renegado (Lorenzo Lamas lo haría de puta madre), y que diga, "no son campeones de verdad, son unos fantasmas".

Y para el título, no puede haber otro que "Partido por el medium".

Juanjo Ramírez dijo...

¡Sugerencias anotadas, Melonian!

Yo estaba pensando en un título un poco más internacional:

GHOST IN A RING

Aunque no te preocupes, que seguro que en España la estrenan como "Ghost in a ring (Partidos por el médium)"

Abrazos!

la tumba sin nombre dijo...

Nah... No creo que cuaje... Demasiados tópicos ;)

Kike dijo...

La película debería estar narrada como en pasado por Hector del Mar. Y que al final se descubriera que él era el guerrero. Y al niño lo sustituiría por una niña. De 17 años. Con grandes peras.

Vaya, ya empiezo a comportarme como un productor cabrón... aunque al menos no impasible.

melonian dijo...

@kike: en vez de la niña de 17 años podríamos poner a Elsa Pataky...
ahora que lo pienso, si cambiamos el estadio por un burdel, y en vez de fantasmas ponemos yonkis, ya tenemos una peli española en la que el productor impasible estaría interesado!

@juanjo: acepto ese tipo traducción asesina tan común en nuestro país. :P

Juanjo Ramírez dijo...

¿Y qué os parece si hacemos que Elsa Pataky sea una de las luchadoras fantasma, y que vaya semidesnuda porque así es como murió cuando estaba en vida, de una sobredosis mientras echaba un polvo?

Lo de la chavala de 17 años en vez del niño no sé si será buena idea, porque el niño lo he metido para ganarnos también al público de más de 65 años de edad y a las novias de los tíos que quieren ir a ver a The Rock soltando ostias.

pani dijo...

Para peli no sé pero para capítulo de Ghost Whisperer/Entre Fantasmas va bien. El niño contactaría con Jennifer Love Hewitt (o poned a Pataky si queréis), ella entra y tiene que ayudar al medium adulto hablando con los fantasmas de los luchadores.

Light Artisan dijo...

.
Pani: A la Hewitt la ponía a recibir hostias como panes, por dios que tia más mala....

JJ & Melonian: Son ustedes unos monstruos... de nuevo, otra gran película que el cine mundial se pierde porque son ignorantes. Eso si, ya tengo el argumento para mi próxima partida de ORPHEUS, juasjuasjuasjuas

JJ: El otr día hablaba precisamente de Lucha Libre con mis novatillos jugadores y... snifff, que mayor se siente uno diciendo: "Yo vi el combate de Hulk Hogan contra El Último Guerrero por el cinturón de Campeón del Mundo. Yo vi a IRS utilizar artimañas sucias más allá de las cuerdas del Ring... Todos esos momentos se perderán, como André el Gigantes tras La Princesa Prometida... Es tiempo de morir..."
.

Itzi // G. Glamour dijo...

hmm, bien, pero sugiero luchadores de sumo, y que el nene quede o sea tetrapléjico, para que la puesta en escena sea más impactante...