lunes, 10 de diciembre de 2007

ME ENCANTA MATAR A KENNEDY


Llevo dos o tres días enviciado a un videojuego que me pasó Alby hace tiempo.

Lo tenía en mi buzón de entrada cogiendo polvo desde hace meses, y no me había atrevido a unzippear la caja de Pandora.

Hace años que dejé de ser aficionado a los videojuegos. Pero de vez en cuando, llega uno que te concede esos deseos que todos hemos pedido a los cuatro angelitos de nuestra cama cuando éramos críos.

En este caso, el deseo concedido es PODER MATAR A KENNEDY.

Sí, señor.

JFK RELOADED te concede la oportunidad de meterte en la piel de Lee Harvey Oswald, para meter uno de los ojos de dicha cabeza en una mirilla telescópica y, meter, en definitiva, una bala en la sesera del amante de Marilyn.

No es que J.F Kennedy me caiga mal. De hecho, me siento una rata miserable cada vez que cobro conciencia de que estoy jugando a un juego macabro inspirado en un trágico suceso.

Así que espanto los remordimientos con el siguiente disparo, cual si fueran palomas asustadizas.

Quizá el juego no fuese de tan mal gusto si los personajes fuesen ficticios. Pero de un modo u otro, matar a Kennedy es tremendamente adictivo, y ayuda a descargar tensiones innecesarias.

El funcionamiento del juego es muy sencillo. Es más fácil destruir que crear, y toda esa mierda.

Tú manejas a Harvey Oswald en plano subjetivo, y estás apostado en la ventana de una habitación llena de cajas de libros. Desde allí, tienes una vista panorámica de la calle por la que va a pasar la limusina del presidente Kennedy y su séquito.

Con el botón derecho del ratón, elijes si quieres ver a través de la mirilla, o sin recurrir a ella. Y con el botón izquierdo disparas. No hay más.

Tu misión: Matar a Kennedy.



Dicho así, puede parecer simple y aburrido. Pero no lo es, porque el juego está programado para que cualquiera de las personas de la calle pueda ser víctima de tus disparos. Los cabrones mueren de maneras bastante realistas en lo que a lenguaje corporal se refiere, e interaccionan los unos con los otros.

A continuación, intentaré hacer una lista de algunas de las cosas que hago para disfrutar más del juego. Seme olvidará incluir en ella la mitad de las cosas, pero la mitad restante es la siguiente:

- Disparar al conductor de la limusina. Dependiendo de en qué parte del trayecto le alcances, sucederá algo distinto. Si le pillas conducciendo en línea recta, el conductor desfayecerá, sin provocar estragos. El coche quedará inmóvil, y tú podrás dedicarte a cebarte con más tranquilidad en el resto de los ocupantes del vehículo. Pero si liquidas al chófer cuando está girando tomando una curva, el pobrecillo se desmayará sobre el volante, haciendo que el coche se desvíe de su ruta y choque contra la pared más cercana, haciendo que los ocupantes lluevan como confeti sobre el asfanto, rompiéndose las crismas. Jackie Kennedy representa el confeti rosa. Si el conductor está curvando hacia la izquierda, en lugar de estamparse contra la pared, se desviará hacia el césped. Y allí, con suerte, se estampará contra un árbol.

- Cuando la limusina se estampa contra un árbol y el follaje oculta los cuerpos de Kennedy y sus acompañantes, resulta muy divertido atisbar un trocito rosa del vestido de Jackie Kennedy entre las hojas para, a partir de esa referencia, calcular la posición de todos los demás y liquidarlos a ciegas, uno por uno.

- Resulta adorable hacer volar el sombrerito rosa de Jackie Kennedy (junto con sus sesos). Y, una vez tenemos el sombrerito en el suelo, podemos seguir disparándole una y otra vez, moviéndolo del sitio. Debería recordar a lo que hace Lee Van Cleef en La muerte tenía un precio, pero a mí me recuerda más a la bolsita saltarina que contemplaba el tarado de American Beauty.

- También se puede hacer lo anterior con el sombrero de Connally. De hecho, a veces resulta muy socorrido, cuando todos han muerto y/o huído, entretenerse haciendo saltar el sombrerismo. Desprende un patetismo conmovedor... desolador...

- Si quieres presumir de ser el puto rey de los tiradores, puedes intentar hacer saltar cualquiera de los dos sombreros y luego volver a darle mientras está en el aire, antes de que caiga al suelo.

- También puedes intentar hacer saltar por los aires las gafas de sol de los guardaespaldas.

- Puedes jugar a matar a todos menos al presidente Kennedy. Para que vaya viendo cómo mueren todos a su alrededor. Que se se vaya asustando. Os podéis cebar especialmente con su mujer, llenándole el cuerpo de plomo, para que J.F lo vea desde su posición privilegiada. Y cuando todos los demás hayan muerto, podéis cargaros también a Kennedy, o ser magnánimos y dejarlo vivir, para que esa intensa experiencia vital le haga crecer como persona y le ayude a gobernar mejor. Es jodido dejar a Kennedy intacto hasta el final, porque la "bala mágica" que dispara el fusil de Oswald atraviesa dos cuerpos a la vez, con lo cuál cargarse a Connally sin acertarle también a Kennedy... es pa nota.

- Es muy gracioso matar a John y Jackie Kennedy haciéndoles caer de tal manera que parezca que Jackie le está haciendo una felación a John. ¡Se puede conseguir!

- También es entrañable el truco de disparar al conductor de otro coche, para que ese coche se descarríe y golpee a la limusina presidencial, cargándose a todos sus ocupantes.

- A mí también me gusta jugar escuchando a Fito y Fitipaldis, para que cuando me pillen y encuentrne los discos de Fito en mi mochila junto al rifle, los acusen de grupo satánico, y piensen que las letras de sus canciones me han inspirado para matar al presidente.



- La tipa que se sienta delante de Jackie Kennedy (no recuerdo su nombre) puede morir con la barbilla hacia arriba si le disparas como es debido. Si se diera tal caso, recomiendo encarezidamente dispararle varias veces en el cuello, para componer dibujitos con las heridas de bala.

- Disparar a los policías motorizados es precioso, y muy cinematográfico. Se caen de la moto de unas maneras bastante espectaculares. De hecho, los policías motorizados son los más agradecidos de matar. Si les aciertas en la cabeza, el casco les vuela por los aires.

- Si no te cargas al conductor de la limusina, el coche toma la curva y se aleja de ti, hasta que lo pierdes de vista. En esos casos, me gusta dispararles a él y a su séquito sin pegar el ojo a la mirilla, así, a voleo. Mientras lo hago, me imagino que soy Gary Oldman sin camisa, con un cigarro en la boca, medio borracho, con un vaso de whisky en la mano y manejando el rifle con la otra.

- Usar una misma bala para abatir al mismo tiempo a dos guardias de seguridad es también un regalo muy emotivo para la autoestima de uno. Es como jugar a los bolos.

Y muchas cosas más, pero ya me estoy cansando de escribir.



En otro orden de cosas: El guión de "Reptiles del espacio exterior" está teniendo bastante buena aceptación. Un amabilísimo asiduo de Abandomoviez (Tallero) me está echando una mano con la traducción del guión al inglés, para que Lou Diamond pueda darse cuenta de que no le han ofrecido un peliculón de ese nivel desde Equipo Mortal. Si alguien más es bueno en inglés y quiere echar una mano traduciendo, hay 110 páginas, así que no se me arremolinen, que hay pa tó Dios.

Mañana miércoles 12 de diciembre me voy cinco días a Madrid con mi querida Ariadna. Serán cinco días despojado de los derechos humanos inalienables a disponer de conexión a internet, etc, etc, etc

No obstante, intentaré asomarme en algún momento por aquí desde algún ordenador que alguien me preste.

Y ahora, si me disculpan, voy a matar a Kennedy otro par de veces, y a la cama.

15 comentarios:

Kike dijo...

que tipo tan siniestro estás hecho.

Por cierto ¿No habíamos quedado que Oswald NO había matado a Kennedy?

la tumba sin nombre dijo...

Es cierto: este juego fomenta la versión gubernamental, sustentada por la comisión Warren, que todos sabemos que ES FALSA... De este modo ocultan a los verdaderos asesinos: la CIA, la Mafia y Fidel Castro.

Fue un fuego triple cruzado... ¡Un fuego triple cruzado!... ¡¡UN FUEGO TRIPLE CRUZADO!!

...

Gracias, Olvier Stone, por joderme la mente.

albynubio dijo...

Este juego, de forma indirecta, fomenta la teoria del triple tirador.

Tal y como argumentaba Stone, el mejor momento para dispara a Kennedy es cuando dobla la primera esquina y se dirige de frente hacia Oswald. El coche va incluso más despacio. Pero él no, espera a que gire (incluso ahí, podrías dispararle perfectamente, que lo tienes justo bajo tu mirada) y el coche se aleje para abrir fuego.

A pesar de que la programación esté pensada para obtener la mejor puntuación tal y como lo "hizo Oswald", el sentido común te demuestra que para un tirador solitario, ése es el peor lugar para matarlo.

Y yo también sentía debilidad por el sombrero Stendhal de Connally.

Y por disparar al coche y comprobar cómo por salvar la vida al presidente, el conductor aceleraba y arrollaba a los policias y guardaespaldas. Lo que sea con tal de salvar al Presi.

También me gusta la poesía y los gatitos (que se diga que soy un tipo sensible y comprometido)

Juanjo Ramírez dijo...

Sí. El juego apoya la visión de la comisión Warren. Pero eso lo hace más ficticio y, por tanto, hace que te sientas menos culpable ;P

Álvaro Loman dijo...

Diox! Yo quiero el link de ese juego ¡¡¡Como mola!!!

Es mejor que apuntar con el rifle de francotirador en el juego de Torrente a las tías buenas para que el prota dijera guarradas del tipo "Menudas piernas. Si así son las vías ¡Imagínate la estación!"...

¿Pero lo de JFK no fue un Ninja que agarró la bala en el aire y la lanzó desde otro ángulo?

Juanki dijo...

Cuanto horror!
Yo tambien quiero! donde se consigue?

Juanjo Ramírez dijo...

Álvaro y Juanki: No sé dónde se consigue el juego. A mí me lo pasó Alby, que es el conseguidor de cosas.

De todos modos, por lo que he visto en Google, ya debe haber versiones más actualizadas y avanzadas.

¡Me voy pa Madrísss!

Laia dijo...

¡Un shooting presidencial! qué macabrooo.

En esta página te facilitan un enlace muy majo.

http://www.gameover.es/pc/jfk-reloaded-un-clasico-moderno.html

Por cierto Juanjo, ya leí tu guión. Lo leí la misma madrugada y ¡me encantó! Sobretodo Nerón, con el permiso de Óptimus, naturalmente.

Juanjo Ramírez dijo...

Gracias por el enlace, Laia!

Me alegro de que te haya gustado el guión. Yo también siento debilidad por Nerón. Me lo pasé como un enano escribiendo sus comportamientos y diálogos.

albynubio dijo...

Los reptiles ya llegan

http://picasaweb.google.es/alsomar/Miscelanea/photo#5142870161293990034

HEL dijo...

NO PUEDO DEJAR DE VER LO MIDIO...LO PUTO AMO, SÍ, SÍ...LO MAS MEJOR.

tomas dijo...

¿Posibilidades de una segunda parte? Podría consistir en bombardear EEUU, la residencia de los Bush,etc

Juanjo Ramírez dijo...

¡Ya vuelvo a estar por aquí!

¿Una segunda parte? Puede consistir en rematar al zombie de Kennedy. Hay que volarle el trozo de cerebro que le queda.

Kike dijo...

¡Bienvenido a la isla!

Y ahora que has regresado ¿Tendremos novedades novedosas nuevamente?

Juanjo Ramírez dijo...

Informaré sobre las novedades novedosas. Pero me temo que tendrá que ser mañana.